BOLIVIA -  TRAVEL to BOLIVIA - VACATION in BOLIVIA - TOURS & HOTEL in BOLIVIA - LA PAZ - POTOSI - SANTA CRUZ - SUCRE - SALAR DE UYUNI

COPACABANA Y LA VIRGEN DE LA CANDELARIA

TITICACA

BOLIVIA - INFORMACION UTIL
... Lo Nuevo Enjoy Bolivia
Página Principal
VERSION INGLES
BOLIVIA



TITICACA

COPACABANA Y LA VIRGEN DE LA CANDELARIA


Copacabana, un pequeño pueblito en Bolivia, se encuentra en las orillas del lago Titicaca, en una península que se une a tierra firme en Perú. Este majestuoso lago es parte del la frontera entre Bolivia y Perú. La península se encuentra en el lado del Perú pero pertenece a Bolivia. Para llegar a Copacabana en automóvil desde La Paz, sin pisar territorio del Perú, es necesario cruzar el lago. Lo cual no es ningún problema, porque en el Estrecho de Tiquina existen barcazas que cruzan los vehículos de servicio público con personas. La península de Copacabana se adentra en el lago Titicaca, acercándose a las islas del Sol y de la Luna, antiguos lugares sagrados de los Incas.

El nombre del poblado proviene de la lengua aimara Kota Kawana: "El Mirador del Lago". Entre sus atractivos turísticos están el templo de Copacabana, el Calvario, La Horca del Inca, Kusiyata o baño del Inca, Intikala o el tribunal del Inca, y encontraremos artesanías en las inmediaciones de los lugares turísticos y templos, así como platería y amuletos representativos de la virgen. Cada año se hacen peregrinaciones masivas a este lugar, cada 5 de agosto, día de la virgen de la Candelaria. Cuenta con más de 20 alojamientos, residenciales y hoteles. Posee una basílica, denominada "Nuestra Señora de la Candelaria", dedicada al culto a la Virgen y a la cual acuden grandes peregrinaciones.

En Copacabana las vistas y las truchas del lago son increíbles y es un gusto que le recomendamos no se lo pierda. Sin embargo, es en Copacabana en donde está el santuario de la Santísima Virgen de la Candelaria, o como también le llaman, la Virgen de Copacabana. Una imagen muy venerada por los creyentes católicos. Se le atribuye infinidad de hechos inexplicables.

La efigie mide poco más de cuatro pies y está modelada enteramente en pasta de maguey y terminada en estuco. El cuerpo de la imagen está totalmente laminado en oro fino y en sus ropajes se reproducen los colores y las vestiduras propias de una princesa inca. Su forma original permanece permanentemente cubierta por hermosos mantos y trajes. Su pelo es largo sobre sus hombros.

Fue tallada por Francisco Tito Yupanqui, descendiente del Inca Huayna Cápac. Era escultor aficionado, y aunque puso mucho empeño en su obra, era inexperto. Sus primeros intentos fueron rechazados uno tras otro, hasta que finalmente pudo lograr esta imagen de la Virgen, la que fue humildemente entronizada en una pobre iglesia de adobe y piedras, el 2 de febrero de 1583, lo que convierte a este santuario en uno de los más antiguos de América.

El templo actual data de 1805 y la imagen fue coronada durante el pontificado de Pío XI. Con el paso del tiempo los fieles donaron, para adorno de la imagen, gran cantidad de valiosas joyas y el templo se llenó de regalos y tesoros. Riqueza que fue posteriormente saqueada por generales, presidentes y dictadores de turno. A pesar de ello, la "Coyeta", como la llaman los quechuas y los aimaras, lleva al cuello, en las manos y el pecho, ricas alhajas y de sus orejas cuelgan valiosos pendientes de piedras preciosas obsequiados por sus devotos. En su mano derecha sostiene un canastillo y un bastón de mando, regalo y recuerdo de la visita que en 1669 le hiciera el virrey del Perú.

La imagen original nunca sale de su santuario y para las procesiones se utiliza una copia de la misma.

Es típico del santuario, basílica desde 1949, que los visitantes salgan de él caminando hacia atrás, con la intención de no darle la espalda a su querida patrona.

Su fiesta originalmente se celebraba el 2 de febrero, día católico de la Purificación de María, luego la fecha se trasladó al 5 de agosto, con liturgia propia y gran celebración popular.

Más al norte está la población de Sampaya, lugar en donde se conserva intacta su ancestral estructura arquitectónica. Los buses a Copacabana salen diariamente en diversos horarios desde la zona del cementerio general.

No podríamos dejar de mencionar el Estrecho de Tiquina, una de las zonas más bellas del lago Titicaca, situado a una hora y media de viaje por carretera asfaltada desde La Paz. En sus riberas se levantan frente a frente los pueblos de San Pablo y San Pedro de Tiquina, y en sus aguas se puede ver reflejada la maravillosa Cordillera de los Andes. Las movilidades para visitar esta región salen diariamente desde las inmediaciones del cementerio general.

Podríamos mencionar cada uno del los lugares y sitios que nos brinda esta espectacular naturaleza, pero sería demasiado largo de contar.

Los días de semana santa en la ciudad de Copacabana, todos los años y a orillas del lago Titicaca, se llevan a cabo Encuentros Nacionales de Parapente, los que durante tres días de óptimas condiciones de vuelo cada piloto demuestra su experiencia realizando diversas maniobras, que deleitan al público expectante.

Se ha establecido que el lugar tiene condiciones extraordinarias de vuelo tanto dinámico como térmico. El primer espectáculo se llevó a cabo por primera vez en la ciudad de Copacabana, en el año 2003, con el auspicio de la alcaldía y el entusiasmo del alcalde Gumersindo Paye. Son tres días plenos en los que se disfruta del espectáculo, y actualmente atrae multitudes que en las fiestas se trasladan a esta localidad; y algunos asistentes se atreven, incluso, a realizar acompañamientos como pasajero en un vuelo biplaza.